Sofía

IMG_0713Es impresionante como el tiempo vuela.

Sofi, la quinta de mis nietos se gradúa en el colegio, el año entrante. Cuando era pequeña, solía tener unos apuntes muy simpáticos y mi hija me los escribía

Doble personalidad

Sofi tenía muy desordenado el cuarto y su mamá le ordenó varias veces que lo arreglara. Cuando entró por tercera vez y vió el mismo desorden, se puso muy brava, la regañó fuertemente y le prohibió ir a jugar con la prima. Sofi, sentada en la cama, llorando, le dijo : “ eres muy mala. Pero eres mala por fuera, porque por dentro eres muy buena. Mejor dicho, tienes doble personalidad”.

 El chiste sexual
Aquí circula entre los niños un chiste (según ellos ,muy grosero) sobre una señora que tenía un perrito que se llamaba Mistetas (eso es toda la grosería del chiste).Y cuando Sofi tenía algo más de seis años, un día preguntó: “mami, le puedo contar el chiste de Mistetas a José? ”Pero, luego pensó un momento y dijo: ”mejor no, es demasiado sexual, y a lo mejor  daño a José ”.

La fuerza de la oración
El Niño Dios le trajo a Sofi una muñeca muy bonita que hablaba, lloraba, se reía hacía caras, tomaba biberón, en fin muy linda.Y un día llegó Sofi a preguntar, con que nombre la bautizaba. La mamá le dijo que le pusiera Manuela y Sofi se fue feliz, pues le gustó el nombre. Pero al rato llegó llorando, con la muñeca chorreando agua. Jana le preguntó que pasó y Sofi atacada, llorando, le contó. La bautizó con agua y la muñeca dejó de moverse, de hacer caritas, de llorar. Mejor dicho no hacía nada. Sofi preguntaba desesperada que debería hacer y a Jana no se le ocurrió decir otra cosa que :”reza para que se arregle”. Al rato llegó el abuelo a preguntar que le había pasado a Sofi, pues llegó al apartamento de ellos, donde estaban de visita los otros nietos. Los llamó a todos, les pidió que se arrodillaran  y rezaran con ella. Después de un buen rato , se fueron a jugar y se olvidaron de la muñeca. Lógicamente, durante la noche (por el calor de Cartagena) la muñeca se secó y volvió a funcionar. Pero por la mañana, Sofi despertó a su mamá con una sonrisa de oreja a oreja, diciendo: “mami, rezar sí sirve”

Con el corazón

Sofi se ganó un regaño fuerte por algo que hizo. Y Jana terminó todo el “sermón” , diciendole: “ mira el mundo con lógica” a lo que Sofi respondió: “y tú, míralo con el corazón”…

Post navigation

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *