Casita de muñecas

 

mexico 2009 009

Cuando era pequeña, vi donde una niña amiga, una casita de muñecas. Durante toda mi niñez fue un sueño tener algo parecido. Sueño que nunca se cumplió. Mejor dicho se cumplió cuando, ya de vieja, resolví hacer una casita de muñecas para mis nietas. Un carpintero me hizo la casita y la decoré, comenzando por poner el papel tapiz en las paredes y tapizando los muebles de la sala. Estuve tan de buenas que conseguí muchos muebles pequeños para armar y los pinté. También me sirvieron mucho magnetos para la nevera, como por ejemplo la máquina de coser y la lavadora. De México traje unas vajillas miniatura, justo del tamaño de la casa y de las muñecas. hoy día ya la casita no sirve para jugar, más bien para guardar polvo pero aún así de vez en cuando cambio el tapizado de los mueble y el papel de colgadura. Por algo se dice en mi tierra que : el que juega, no molesta.

Guardar

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *