Ana Lucía

Ana y Samy 10.12.12 a.m.A diferencia de su hermano Samuel y como buena mujer, no tuvo nigún afán en llegar al mundo. Nació como una bebé sonriente, gordita y muy linda. Al contrario de su hermano, no es una lectora tan apacionada, pero en cambio le gusta pintar, cantar y bailar. Pero algo debió leer de los libros de su hermano, porque el otro día le preguntó a su mamá: “mami, cuando uno se muere, se convierte en momia ? “

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *