No es un pajaro, no es un avión,…es Jetman

 

Con 55 Kg. en la espalda, que corresponden a la estructura de las alas y un par de turbinas estos expertos paracaídistas se convierten en Jetmans, capaces de volar a 300 km por hora. Es una hazaña bastante compleja y considerada un deporte de alto riesgo, cualquier movimiento en falso puede tener consecuencias desastrosas.

Aunque ahora es considerado una labor muy peligrosa, para estos dos paracaídistas extremos, Vince Reffet y su maestro Yves Rossy el horizonte del vuelo individual ya se puede ver y entender que esta muy cerca, según ellos falta solucionar el decolaje pues hasta ahora, están supeditados a saltar desde un helicóptero o un avión. Cuando puedan superar está estapa y logren ser independientes en todo el vuelo, estaremos más cerca de lo que Superman hace con tanta facilidad.

Lenonardo D’Vinci, en sus numerosos estudios relacionados con máquinas voladoras, siempre pensó y dibujo la estructura de las alas de una manera que pocos ingenieros de la actualidad hubieran podido superar, de hecho si observamos varios dibujos de este genio, vemos un parecido con muchos planos modernos. Después de innumerables analisis de la maquinaria que de hecho el hombre con su fuerza muscular debía impulsar para que estos aparatos funcionaran, muchos siglos pasaron para que estos hombres le sumaran al invento de Leonardo unas pequeñas turbinas y así, hacer realidad este sueño recurrente del ser humano.

 

jetman02

 Vince Reffet y su maestro Yves Rossy

 

jetman03

 Acompañando en el vuelo a un Airbus A-380

 

jetman04

 Dibujo de Ingeniería del Jetman

 

leonardo

 Studi per il volo umano strumentale. Codex Atlanticus 70b rectus. Leonardo D’Vinci

 

Extraído y editado de Forbes CZ, Dominika Bártová

Ver más en jetman.com

 

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 4 =