Monet, impresionista y jardinero

Claude Monet es considerado el pintor impresionista por excelencia, fue el más consistente con los principios del movimiento que, sin saberlo, dio su nombre a través de su pintura “Impresión, del sol naciente”. Su pintura se deriva de un profundo amor frente a la naturaleza y la complejidad de sus formas perfectas, sus colores y cómo cambian con respecto a la luz o los fenómenos atmosféricos.

 

Impresión, del sol naciente Claude Monet

 


Debido a este interés, su pasión por el arte fue acompañado por un profundo conocimiento y la curiosidad en el campo de la jardinería, se interesó, de hecho, en nuevas especies de flores y estaba obsesionado con la novedad y los injertos que la ciencia estaba comenzando a producir en este campo. En cualquier lugar donde viviera, aunque sea de manera temporal, se comprometió a crear pequeños jardines buscando que fueran lugares bellos, teniendo gran atención a los detalles, como en casa alquilada a Argenteuil, cuyo testimonio puede considerarse en la obra “pintura del  jardín de Argenteuil”, trabajo de Renoir, que lo visitó muy seguido.

 

Monet pintando en jardin en argenteuil – Auguste Renoir

Guardar

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 + quince =