La Universidad Northwestern encuentra un inusual uso del pigmento azul en los antiguos retratos del siglo II

north-2

Evanston, ILL.- Parcialmente intactos durante 100 años, 15 retratos de la era romana de una momia egipcia y pinturas sobre tablas, fueron tratados por los científicos y conservadores de arte de la Universidad de Northwestern y el Museo Hearst Phoebe A. de Antropología, se dispusieron a investigar los materiales que utilizaron los pintores hace casi más de 2.000 años.

Lo que los investigadores descubrieron los sorprendió, porque a simple vista no se ve: los antiguos artistas utilizan el pigmento azul egipcio como material para hacer dibujos subyacentes y para la modulación del color – un hallazgo nunca antes documentado. Debido a que el azul tenía que ser fabricado, por lo general, se reservaba para usos muy prominentes, y no cubiertos bajo otros colores.

“Esto desafía las expectativas de cómo el azul egipcio era utilizado”, dijo Marc Walton, profesor asociado de investigación de la ciencia de los materiales e ingeniería en la Northwestern y un experto en color azul. “El descubrimiento cambia nuestra comprensión de cómo se utilizó este pigmento particular, por los artistas en el siglo II después de Cristo, sospecho que vamos a empezar a encontrar usos inusuales de este colorante en una cantidad de diferentes obras de arte, como pinturas murales y esculturas.”

Los mejores pintores de la época romana trataron de copiar a los pintores griegos, que eran considerados los maestros del arte. Antes de la época griega, el azul egipcio se utiliza en muchas obras a lo largo del Mediterráneo – en los frescos, en los templos, para representar el cielo nocturno, como decoración. Pero cuando los griegos llegaron, su paleta se basó casi exclusivamente en amarillo, blanco, negro y rojo.

“Cuando nos fijamos en los retratos Tebtunis que estudiamos, eso es todo lo se ve, esos cuatro colores”, dijo Walton. “Pero cuando empezamos a hacer nuestro análisis, de repente empezamos a ver extraños sucesos de este pigmento azul, que hacía luminiscencia. Llegamos a la conclusión de que aunque los pintores estaban tratando de no mostrar que estaban usando este color, de todas maneras lo hacían “.

El estudio fue publicado este mes por Applied Physics A, una revista enfocada en ciencia de los materiales y el procesamiento del color. En la investigación formó parte el Instituto de la Universidad de Northwestern-Arte de Chicago Centro de Estudios Científicos en las Artes (NU-ACCESS).

Extraído de: artdaily

Ver más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 + Ocho =